Blog

Consejos Sin categorizar Ostomía

12 ejercicios seguros para pacientes con estoma

12 ejercicios seguros para pacientes con estoma

Puede que nunca se haya dado cuenta de esto, pero los músculos abdominales desempeñan un papel crucial en su vida diaria. Lo mantienen erguido y lo ayudan a moverse, levantar cosas, toser, estornudar e incluso reír. 

Si tuvo una cirugía recientemente, seguro que ya se ha dado cuenta de esto. Ya que esas cosas ahora pueden parecer difíciles de realizar.

Por supuesto que sus músculos abdominales están lastimados después de la cirugía, su médico hizo una incisión justo sobre ellos. Así que para reconstruir esos músculos después de la cirugía de ostomía es difícil, pero necesario. 

La primera pregunta es: ¿es posible hacer ejercicio con un estoma?

Puede y debe hacer ejercicio con un estoma siempre y cuando comience lentamente.  Una cirugía de ostomía debilita su tronco, músculos que son necesarios para casi todas las acciones y movimientos; desde estar de pie hasta moverse, girar e incluso reír o toser. Por lo tanto, es fundamental recuperar la fuerza y la estabilidad abdominal. Para conseguirlo, se recomienda empezar despacio después de la cirugía de estoma, con simples ejercicios de respiración y con caminatas. En cuanto se sienta cómodo, puede comenzar a introducir entrenamientos suaves en su rutina y empezar a hacer ejercicio teniendo un estoma. Además de fortalecer el tronco, un programa de ejercicio ligero y regular también puede reducir en gran medida el riesgo de hernias, así como beneficiar su salud mental, bienestar y felicidad.

Esos beneficios suenan demasiado bien como para dejarlos pasar, ¿verdad? Por eso, hemos creado este artículo para ayudarle a conseguirlos y a crear una rutina de ejercicios. Le explicaremos la importancia de hacer ejercicio después del procedimiento quirúrgico y le daremos 10 consejos para garantizar un entrenamiento fácil y seguro. Además, encontrará un programa de ejercicios suaves perfecto para pacientes ostomizados, que puede descargar e imprimir gratis. 

(Porque todos sabemos lo bonito que es dejar de hacer ejercicio, sobre todo cuando no tenemos algo delante de nostros que nos lo recuerde todos los días.)

 

¿Por qué es tan importante hacer ejercicio con un estoma?

El periodo posterior a la cirugía de ostomía puede ser un reto tanto físico como mental. Una cirugía de ostomía debilita los músculos abdominales, ya que los médicos deben hacer una incisión para formar la ostomía.  Esto debilitará considerablemente sus músculos centrales que, como ya sabe, son esenciales para casi todos los movimientos y actividades. Si sus músculos centrales aún son débiles, el dolor tardará más en remitir y también correrá el riesgo de desarrollar una hernia.

Hacer ejercicio teniendo un estoma es importante para recuperar la fuerza de los músculos abdominales después del procedimiento quirúrgico. Y no solo eso: Hacer ejercicio regularmente tiene otros beneficios adicionales, como una mejor salud y bienestar general. Los médicos descubrieron hace tiempo que el ejercicio regular se asocia con menores niveles de estrés y una mejor salud mental. Por lo tanto, además de reducir el riesgo de desarrollar complicaciones postoperatorias, como una hernia, el ejercicio regular puede ayudar a las personas a disminuir los niveles de estrés, reducir su período de recuperación y ganar confianza en sí mismas.

Su programa de entrenamiento para hacer ejercicio teniendo un estoma después de la cirugía

Aunque resulta importante hacer ejercicio teniendo un estoma, también es crucial tener cuidado justo después de la cirugía. Es muy importante que consulte con su médico sobre el programa de ejercicios adecuado para usted. Cada persona es diferente; tendrá que hablar con su médico sobre lo que funciona mejor en su caso en específico. Empiece poco a poco a medida que vaya sanando y, una vez sanado, podrá hacer todo lo que podía hacer antes.

A continuación, encontrará un programa de ejercicios para personas con una ileostomía, una colostomía o una urostomía para ayudarles a recuperar la fuerza muscular central. Los ejercicios se han ordenado según el momento en que se puede comenzar a hacerlos: justo después de la cirugía, 1-2 semanas después de la cirugía, a partir de 3 semanas después de la cirugía.

Ejercicios justo después de la cirugía:

Ejercicios de respiración:

Puede comenzar estos ejercicios desde el mismo día del procedimiento quirúrgico y realizarlos sentado, de pie o recostado, lo que le resulte más cómodo. Coloque la mano sobre el vientre. Inspire lentamente, contando hasta cuatro y mantenga la respiración durante tres segundos. Exhale lentamente, contando hasta cuatro. Repita este ciclo de 15 a 20 veces, de 2 a 3 veces al día. En los próximos días, aumente el número de veces que inhala, mantiene la respiración y exhala el aire poco a poco, a medida que se hace más fuerte.

Por ejemplo, empiece por inspirar y espirar durante seis segundos, y mantenga la respiración durante cuatro segundos. Cuanto más tiempo esté en el postoperatorio (y cuanto más a menudo realice el ejercicio), más podrá aumentar la cantidad de segundos. Pruebe diferentes cosas y haga lo que le parezca bien (¡respire siempre que se quede sin aire!)

 

esercizio di respirazione

Caminata:

Caminar es muy importante después de la operación. A las pocas horas de la cirugía, la enfermera o el médico pueden hacerle caminar por la habitación del hospital. Puede ser difícil al principio y puede necesitar muletas para empezar, pero intente caminar todos los días.

Esto es fundamental para ayudarle a recuperar lentamente la fuerza y mantener los músculos activos. Puede empezar caminando solo cinco minutos los primeros días después de la cirugía, aumentando poco a poco hasta que pueda dar paseos largos.

 

camminare

De una a dos semanas después de la cirugía:

Recuéstese boca arriba con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo. Respire lenta y largamente, contando hasta ocho. Mientras lo hace, tense los músculos abdominales suavemente. Mantenga la tensión durante 3-5 segundos y luego exhale lentamente, contando hasta ocho. 

Repita 10-15 veces al día.

 

contrazione dell'addome

Torsión de la rodilla:

Recuéstese de espaldas con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo.  Gire lentamente las rodillas de un lado y manténgalo durante 3-5 segundos, o mientras no le duela. Haga lo mismo y gire las rodillas del otro lado. Repita el movimiento de 6 a 10 veces, de 3 a 5 veces en cada lado. Realícelo diariamente.

Nota: 

Cuando la cirugía fue hace más tiempo, puede aumentar la intensidad manteniendo los pies levantados en el aire en lugar de tenerlos apoyados en el suelo.

 

Rotazione delle ginocchia

Inclinación de la pelvis:

Recuéstese boca arriba con las rodillas apoyadas en el suelo. Lentamente, acerque la pelvis al ombligo y piense más bien en empujarla hacia el suelo que en levantarla. Debe sentir que los músculos abdominales se tensan al hacerlo. Relájese. 

Repita de 15 a 20 veces al día.

 

Inclinazione pelvica

Levantamiento de piernas sentado:

Siéntese en una silla o una pelota con los pies apoyados en el suelo. Inspire lentamente y apriete los músculos abdominales. Al mismo tiempo, levante uno de sus pies aproximadamente 10 centímetros del suelo. Mantenga la posición durante 3-5 segundos. Exhale mientras baja el pie. Repita el ejercicio con el otro pie. 

De 3 a 5 veces en cada pierna, de 6 a 10 veces al día.

 

Sollevamento gambe da seduti

A partir de 3 semanas después de la cirugía

Puente de glúteos:

Recuéstese de espaldas con los pies apoyados en el suelo. Las rodillas están dobladas y los pies apoyados en el suelo. Levante la pelvis lentamente del suelo e intente mantener el cuerpo recto desde las rodillas hasta los hombros. Hágalo de 5 a 10 veces.

Repítalo de 2 a 3 veces durante el día, todos los días.

 

Ponte per i glutei

Alterne las elevaciones de piernas:

Recuéstese boca arriba con las piernas apoyadas en el suelo. Levante la pierna derecha lo más alto que pueda y luego baje la pierna suavemente. Repita el ejercicio con la pierna izquierda. Apriete los músculos abdominales cuando levante la pierna. 

Haga esto de 6 a 10 veces, de 3 a 5 veces en cada lado. Repita diariamente.

Sollevamento gambe alternate

Sentadillas en silla o en pelota:

Siéntese en una silla o en una pelota con los pies apoyados en el suelo. Inspire lentamente y apriete los músculos abdominales. Mientras lo hace, levántese lentamente. Mantenga la postura durante 3-5 segundos. Vuelva a sentarse en la silla. 

Repita de 5 a 10 veces al día.

 

Addominali da seduti

Sentarse sobre una pelota 1:

Siéntese sobre una pelota con las rodillas juntas y las manos en la cintura. Mantenga esta posición de 15 a 30 minutos, o el tiempo que le resulte cómodo. Cuanto más tarde esté en el postoperatorio, más tiempo podrá mantener esta posición sobre una pelota. Puede simplemente cambiar su silla por una pelota y ni siquiera reconocerá que está haciendo ejercicio. Es ideal para estabilizar el tronco y recuperar el equilibrio. 

Hágalo 5 veces por semana.

 

Sedersi su una fitball 1

Sentarse sobre una pelota 2:

Siéntese sobre una pelota con las rodillas separadas. Junte lentamente las rodillas, inspirando al hacerlo. Exhale mientras vuelve a separar las rodillas. Repítalo de 5 a 10 veces, o mientras no se sienta incómodo.

Repítalo diariamente.

 

Sedersi su una fitball 2

Levantamiento de manos y piernas:

Este ejercicio puede realizarse recostado o sentado sobre una pelota con las rodillas juntas. Levante la mano derecha y la pierna izquierda y mantenga la posición durante unos 10 o 15 segundos. Repita con la mano izquierda y la pierna derecha.

Hágalo unas tres veces al día, todos los días.

 

Alzate alternate di braccia e gambe

Cuantas más semanas tenga de postoperatorio, mayor puede ser el número de repeticiones de cada ejercicio. Puede aumentar el número hasta el punto en que se sienta cómodo.

Recuerde: Incluso si está totalmente recuperado, incorporar ejercicios de core en su vida diaria puede ser realmente útil para prevenir una hernia. Considere también la posibilidad de practicar pilates, ya que fomenta la fuerza y la estabilidad en general.

10 consejos para hacer ejercicio teniendo un estoma

A continuación, recopilamos 10 consejos que debe conocer para hacer ejercicio teniendo un estoma de forma segura y sencilla:

  • No se fuerce. Con el tiempo, podrá realizar ejercicios más intensos, pero es importante que se centre en la sanación durante el periodo de recuperación. Inmediatamente después de la operación, la herida aún está cicatrizando y el ejercicio extenuante puede romper los puntos de sutura. Téngalo en cuenta también a la hora de realizar cualquier tarea doméstica: evite cargar con bolsas, mover muebles o realizar una limpieza exhaustiva durante las primeras semanas después de la cirugía.
  • Deténgase si siente dolor. Si en algún momento al realizar su rutina siente dolor, deje de hacer ejercicio inmediatamente. Su objetivo es recuperar la fuerza mientras se cura; el dolor durante el ejercicio es una señal de que se está haciendo daño al forzar demasiado. Recalibre su rutina de ejercicios a algo más ligero si esto sucede. Consulte con su médico para que le explique cómo hacerlo.
  • Busque una comunidad. Inmediatamente después de la cirugía, la motivación para hacer ejercicio será comprensiblemente baja. No tendrá ánimos de hacer nada. Tener gente que pase por lo mismo para impulsarlo a salir adelante y discutir sus problemas es una gran ayuda. Existen muchas comunidades maravillosas de pacientes ostomizados que hacen ejercicio. A través de las redes sociales, puede encontrar comunidades online para compartir y buscar consejo. También puede buscar #activeostomates o #ostomyathletes para encontrar a otros como usted que se aventuran a hacer ejercicio después de la cirugía.
  • Consiga ropa cómoda. Al igual que con el ejercicio en general, la ropa cómoda es una necesidad cuando se hace ejercicio. Especialmente para los pacientes ostomizados, es necesario llevar ropa cómoda que no roce el estoma ni cause irritación durante el ejercicio. La mejor solución son las mallas elásticas para el ejercicio o los pantalones deportivos sueltos. Puede encontrar consejos útiles en cualquier tienda de deportes cercana a usted.
  • Mantener una dieta saludable. Una dieta sana y equilibrada, rica en minerales, vitaminas y proteínas, debe ir acompañada de ejercicio, especialmente para los pacientes ostomizados. Para conocer en detalle el plan dietético adecuado para usted, creamos un artículo completo para personas con colostomía e ileostomía.
  • Hidrátese. Tome mucho líquido. Al hacer ejercicio, es inevitable perder agua a través del sudor. Esto es especialmente cierto para las personas que tienen una ileostomía, ya que se deshidratan más fácilmente. Asegúrese de tomar suficiente agua antes y después de su rutina de ejercicios de ileostomía para mantenerse hidratado.
  • No haga ejercicio justo después de una comida. No es una buena idea hacer ejercicio justo después de una comida. Esto ocasionará problemas digestivos y también podría hacer que su bolsa se llene cuando no lo desee durante el ejercicio.
  • Vacíe su bolsa antes del ejercicio. Si su bolsa se llena, ¡vacíela!  Si hace ejercicio con la bolsa llena puede correr el riesgo de que se produzcan fugas.
  • Considere la posibilidad de conseguir un entrenador personal/fisioterapeuta. Puede ser muy útil contar con un entrenador personal o un fisioterapeuta con experiencia en el trabajo con pacientes ostomizados para que le ayude con su régimen de ejercicios. Asegúrese de consultar con su médico sobre su entrenador personal para que tanto su médico como su entrenador estén de acuerdo en qué ejercicio es el adecuado para usted. También puede hablar con su médico para que le remita a un fisioterapeuta. Su médico debería poder ponerse en contacto con alguien que tenga experiencia con pacientes ostomizados.
  • Considera la posibilidad de adquirir un cinturón de ejercicio para ostomías. Un cinturón de ejercicio para ostomías puede resultar extremadamente útil cuando se empieza a hacer ejercicio justo después de la cirugía, ya que proporciona apoyo a su cuerpo. Especialmente si tiene pensado realizar más ejercicio y deportes, el cinturón es un artículo esencial. Sin embargo, el cinturón no debe utilizarse de manera habitual, ya que corre el riesgo de depender demasiado de él.

Si la natación es su opción de ejercicio, con tiempo y esfuerzo, volverá a estar de pie (o en el agua) haciendo todo lo que hacía antes.

Como nota final:

No hay ninguna razón para no tener una vida activa teniendo un estoma. Justo después de la cirugía, esto puede parecer un sueño lejano. Pero se recuperará, y con las rutinas de ejercicio y los consejos proporcionados anteriormente, su periodo de recuperación será incluso más corto. Las personas con un estoma pueden y han llevado una vida plena, trabajando, viajando, haciendo ejercicio, en definitiva haciendo todo lo que hacían antes del procedimiento quirúrgico. Pronto, usted también podrá hacer todas esas cosas. Continúe trabajando en la reconstrucción de su core, y pronto habrá reconstruido su vida. Para asegurarse de que mantiene perfectamente la higiene de su estoma, le recomendamos que utilice Bioderm Stoma Plus – especialmente después de hacer ejercicio – y que disfrute de su entrenamiento.

¿Aún no encuentra la respuesta a su pregunta? Recopilamos las preguntas más frecuentes relacionadas con el ejercicio teniendo un estoma:

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Se puede hacer ejercicio con una ileostomía?

Se alienta a los pacientes a realizar caminatas ligeras inmediatamente después de una cirugía de ileostomía, mientras que se desaconseja levantar objetos pesados y realizar ejercicios extenuantes para el tronco hasta tres meses después de la ileostomía. Sin embargo, se pueden practicar ejercicios básicos ligeros y ejercicios de respiración en los primeros días del postoperatorio para recuperar la fuerza del tronco y acortar el periodo de recuperación.

¿Se pueden levantar pesas con un estoma?

Una vez que se haya recuperado completamente de la cirugía de ostomía, generalmente podrá levantar pesas teniendo un estoma. Sin embargo, es importante consultar primero a su médico. No debe volver a levantar pesas durante al menos tres meses después de la operación. Después de eso, es fundamental que comience a hacer ejercicio lentamente para no esforzarse demasiado. Es posible que no pueda levantar tanto como antes de tener un estoma. Sin embargo, cada persona es única, y es posible que vuelva a ser el mismo de antes una vez que haya sanado.

¿Cuánto peso puedo levantar teniendo una ileostomía?

Durante las primeras 12 semanas después de la cirugía, debe evitar levantar objetos pesados. Los médicos suelen recomendar que restrinja los levantamientos a un máximo de 4.5 kilos inicialmente. Más peso puede aumentar el riesgo de desarrollar una hernia alrededor del estoma. Un chaleco de apoyo o una faja pueden ser útiles mientras levanta pesas para dar más apoyo a su tronco y proteger su estoma.

¿El sudor afectará a mi estoma?

Actualmente, las bolsas de ostomía están diseñadas para soportar la exposición diaria a humedades como el sudor, las duchas y los baños. Incluso con todo eso, pueden permanecer selladas en la piel durante unos días, después de los cuales normalmente habría que cambiar la bolsa. Sin embargo, la frecuencia de los cambios necesarios depende de las necesidades individuales y del tipo de productos de ostomía utilizados.

¿Cómo perder peso con una ostomía?

El control de las porciones y una dieta sana y equilibrada ayudan mucho a perder peso con una ostomía. Aunque no pueda procesar frutas y verduras crudas, puede hervirlas o cocinarlas al vapor antes de comerlas. Intente hacer comidas más pequeñas y frecuentes y continúe haciendo ejercicio mientras mantiene su dieta.

¿Se puede hacer deporte con una bolsa de estoma?

Siempre y cuando tenga cuidado de no esforzarse demasiado, no hay razón para que no pueda practicar deportes con una bolsa de estoma. Si practica deportes de contacto o con balón, como el rugby, el fútbol o el baloncesto, utilice un chaleco de apoyo o una faja para asegurarse de que su estoma está protegido y su bolsa de estoma está bien colocada.

¿Puedo correr teniendo una ostomía?

No hay ninguna razón por la que no pueda volver a correr teniendo una ostomía. Una vez que haya sanado lo suficiente de su cirugía, comience lentamente y escuche lo que se siente bien para su cuerpo. Asegúrate de usar un cinturón de ostomía o una envoltura para mantener su bolsa en su lugar. Use ropa cómoda y manténgase hidratado.

Testimonianze

Dermodetergente per la perfetta e naturale igiene dello stoma