Blog

Sin categorizar Tips and advice

7 pasos para la perfecta higiene diaria de ancianos y personas encamadas

7 pasos para la perfecta higiene diaria de ancianos y personas encamadas

Cuando una persona envejece, puede perder la capacidad de cuidar completamente de sí misma. Restricciones físicas, olvido de asearse, enfermedad, falta de energía, falta de interés. Todo ello puede provocar una higiene deficiente en los pacientes ancianos. La situación empeora cuando rechazan la ayuda de familiares o cuidadores. Sin embargo, esto es comprensible, ya que la higiene personal es muy personal, por lo que es muy importante ser muy paciente y atento.

Cuando se cuida a un paciente anciano y encamado, un ritual de higiene eficaz es importantísimo. Una higiene deficiente puede provocar problemas cutáneos e infecciones. También hace que una persona mayor pierda su dignidad y empiece a sentirse sucia y desatendida. La higiene personal es esencial para la salud física y mental de sus seres queridos ancianos.

Un ritual de higiene perfecto para ancianos dependientes y pacientes encamados consta de 7 partes fundamentales:

1. El baño de esponja;
2. Lavado de pelo;
3. Depilación facial;
4. Higiene bucodental;
5. Cuidado de los ojos, cuidado de las uñas;
6. Cambiarles de ropa (y/o pañales).

Aunque cada cuidador tiene su propia rutina para atender a los pacientes ancianos o encamados, casi siempre se siguen estos 7 pasos. Siguiendo esta estrategia de higiene para una persona encamada, te aseguras de que siempre se sienta limpia y fresca. Esto puede ayudar a prevenir enfermedades de la piel y a mantener a tu ser querido anciano en un estado mental y físico saludable.

Una rutina de higiene precisa para las personas mayores es esencial. Ayuda a prevenir afecciones cutáneas adversas y mantiene al anciano en un estado mental saludable. Puedes adaptar tu rutina a sus necesidades específicas, ya que muchos pacientes ancianos aún pueden mantener cierto grado de autonomía.

Anziana pulita con caregiver

Imagen 1: Persona mayor en silla de ruedas muy feliz con su cuidador.

Importancia de la higiene personal en los pacientes de edad avanzada

Quizá se pregunte por qué nos centramos tanto en la higiene personal. Pues bien, la higiene forma parte de la rutina de autocuidado de toda persona. Para la mayoría de nosotros es algo natural. No tenemos que pensar demasiado en ello. Sin embargo, la falta de ella puede ser muy molesta. No sólo eso, sino que la falta de higiene puede ser incluso insalubre y peligrosa, sobre todo con Covid por ahí.

Dicho esto, la higiene es tanto o más importante para los pacientes de edad avanzada. He aquí algunos de los beneficios de una rutina de higiene saludable:

Preserva la salud mental: La falta de higiene es muy molesta. Una persona mayor que no puede mantener sus necesidades higiénicas lo siente. Pero también se siente frustrada por no poder hacer nada al respecto. Caen en un ciclo de autodescuido, baja autoestima, pérdida de dignidad, vergüenza y más falta de higiene. Esto puede provocar depresión en las personas mayores. Es una de las principales razones por las que debe asegurarse de que su ser querido anciano se sienta siempre limpio y fresco.

Previene enfermedades: No hace falta decirlo, pero mantener una buena higiene te mantiene a salvo de gérmenes nocivos y enfermedades transmisibles.

Previene las afecciones dolorosas: En los pacientes ancianos, la piel tiende a ser más frágil y se deshidrata con facilidad. Una higiene deficiente puede provocar grietas en la piel, infecciones, irritación y dolor. Un ritual de higiene eficaz es importante para mantener a su ser querido sin dolor.

Les permite socializar mejor: El mal olor y la falta visible de higiene pueden resultar a veces repelentes para las personas que visitan a un pariente anciano. Si ayudas a tus seres queridos a cuidar mejor de su cuerpo, les facilitarás estar con otras personas.

higiene personal adecuada persona mayor

Infografía 1: La importancia de una adecuada higiene corporal diaria en las personas mayores

Las 7 partes de un ritual de higiene perfecto para los mayores

Un ritual de higiene eficaz puede dividirse en 7 partes para atender las distintas necesidades higiénicas. Cuántos de estos pasos de limpieza necesitará dependerá de lo dependiente que sea su ser querido. Una persona con demencia y postrada en cama necesitará un plan de cuidados completo. Sin embargo, un anciano que pueda andar puede que sólo necesite ayuda con algunas cosas menores.

1. El Baño de Cama

El baño en la cama es la parte central de cualquier plan de higiene para ancianos y pacientes encamados. Las personas mayores y las que pueden tener restricciones físicas muchas veces tienen miedo de bañarse solas o simplemente no pueden hacerlo. Es esencial ayudarles a asearse a diario para que su cuerpo se mantenga fresco y sano.

Un baño en cama, también conocido como baño de esponja, es la mejor alternativa para quienes no pueden ducharse o bañarse por sí mismos. Entonces, como cuidador, ¿cómo puede preparar un baño en cama eficaz? He aquí algunos consejos:

● Cíñete a la rutina del paciente. ¿Les gusta ducharse a diario a las 12? Entonces haremos eso, pero con un baño en la cama.
● Mantén todo lo que puedas necesitar al alcance de la mano.

● Lleva todo tu inventario a una mesa rodante.
● Ten a mano 3-4 toallas
● Utiliza un paño especial para pieles sensibles
● Utiliza dos lavabos: uno para el agua jabonosa y otro para el aclarado
● Límpiate siempre las manos antes y después de empezar y límpialas con un desinfectante antibacteriano.
● Coloque un paño impermeable debajo del paciente
● Utilizar jabón especializado
● Utilizar champús sin lágrimas o sin aclarado .
● Complementa el baño con una loción corporal
● Utiliza cremas hidratantes. Éstas pueden rellenar la piel y mantenerla hidratada, contrarrestando el efecto de una estancia prolongada en cama. El agua y el jabón por sí solos pueden resecar y agrietar la piel.
● Utilizar aceites emolientes para favorecer la regeneración celular y evitar el agrietamiento de la piel.
● Utiliza un desodorante especializado para un frescor duradero.

Un baño en la cama hará que sus mayores se sientan frescos y limpios. Evitará afecciones relacionadas con un mal cuidado personal, como afecciones cutáneas, irritaciones e infecciones. También ayudará a su ser querido a sentirse mejor consigo mismo y con su cuerpo.

cómo bañar personas mayores

Infografía 2: 6 pasos para el baño ideal de personas mayores

Pasos de un baño de esponja

Si no está seguro de cómo realizar un baño en la cama, siga estos pasos y conviértalos en su propia técnica de baño con esponja sobre la marcha:

● En primer lugar, asegúrate de que el agua que utilizas está tibia. Ni demasiado caliente ni demasiado fría.
● Empiece lavando la frente, las mejillas, la nariz y el cuello con una toalla húmeda. Hazlo dando suaves palmaditas en lugar de rascar. Asegúrate de pasar entre los pliegues de la piel, ya que ahí puede acumularse la suciedad.
● hidratada y bien nutrida
● A continuación, utiliza un bastoncillo de algodón para limpiar bien los oídos.
● Ahora, los brazos. Empieza colocando una toalla bajo los brazos para evitar que se moje la cama.
● Sujete el brazo del paciente con la palma de la mano bajo el codo.
● Limpia los brazos desde el hombro hasta el codo con movimientos firmes y largos utilizando una toalla húmeda. No olvides limpiar la zona de las axilas, ya que puede resultar muy olorosa.
● Sumerja la mano del paciente en una palangana con agua y lávela con agua y sope.
● Una vez que los brazos y las manos estén limpios y secos, puedes utilizar un bastoncillo de algodón para limpiar debajo de las uñas

● A continuación, la zona del pecho. Utiliza una toalla húmeda para limpiar con varias pasadas. Asegúrate de limpiar la zona debajo de los pechos en las mujeres, ya que los gérmenes y la piel muerta pueden acumularse allí y causar irritación.
● Considera la posibilidad de utilizar una fresca durante más tiempo.
● Asegúrate de secar completamente estos pliegues.
● A continuación, el vientre. Debe limpiarlo de la misma manera que la zona del pecho.
● Limpiar el ombligo con un poco de loción aplicada en un bastoncillo de algodón.
● Para limpiar las patas, doble la rodilla hacia arriba, sujétela con una mano y utilice la otra para limpiar con un paño húmedo.
● Sumerge los pies en un barreño con agua para lavarlos, asegúrate de lavar bien entre los dedos.
● Seca muy bien la zona entre los dedos de los pies para evitar infecciones por hongos.
● Utiliza un bastoncillo de algodón para limpiar debajo de las uñas de los pies.
● Considere la posibilidad de utilizar una crema antiolor, con un fuerte efecto emoliente.
● Por último, la zona genital. Asegúrese de limpiar a fondo con una toalla húmeda, especialmente los pliegues de la piel.
● Para los hombres no circuncidados, retrae el prepucio, aclara y seca. No olvides volver a llevar el prepucio hacia delante.
● En el caso de las hembras, separa los labios externos y lávalos bien.
● Sécalo todo con palmaditas para evitar infecciones fúngicas.
● Una vez hecho esto, aplica desodorante bajo los brazos para un frescor duradero.
● Asegúrate de limpiarte las manos con un limpiador de manos delicado.

2: Cuidado bucal y dental

Una buena higiene bucal y dental evita que los microbios se acumulen, causando:

  • Infecciones por hongos
  • Olor bucal
  • Enfermedad de las encías
  • Caries dental
  • Boca seca
  • Mal sabor persistente

La limpieza bucal de los pacientes discapacitados es especialmente necesaria si están tomando medicamentos con un regusto molesto. Hay muchos productos de cuidado bucal a tener en cuenta, como por ejemplo

  • Enjuague bucal antiséptico – para eliminar gérmenes
  • Suero periodontal – para la salud y nutrición bucal
  • Complejo de vitamina “E” Spray bucal – Contrarresta eficazmente el estrés oxidativo
  • Pasta dentífrica Total Protection – Protección y reparación dental y de las encías
  • Cepillo de dientes antiplaca – Limpia y evita la irritación

Como cuidador, debe ayudar a su paciente anciano a limpiarse la boca después de cada comida, o al menos dos veces al día. El cepillado de los dientes, el uso de hilo dental y el enjuague garantizan que no queden partículas de alimentos que puedan causar problemas.

Algunos ancianos pueden realizar estas tareas por sí solos si les llevas un cepillo de dientes, pasta dentífrica, hilo dental, agua y un cubo para escupir.

Anziana aiutata da una caregiver nella cura orale

Imagen 2: Persona mayor ayudada por el cuidador en su higiene bucodental

3: Depilación facial

El crecimiento excesivo de vello facial puede ser molesto. Es un signo de falta de higiene y descuido. Puede causar picor, irritación de la piel y albergar microbios y restos de comida.

Por eso, de vez en cuando, debe ayudar a los pacientes varones mayores a recortar o eliminar el vello facial. La maquinilla de afeitar es la mejor forma de eliminar el vello facial en pacientes encamados y dependientes. Sin embargo, hay que elegir una crema de afeitar y un aftershave adecuados para evitar irritaciones e infecciones cutáneas. Aquí tienes algunos productos específicamente diseñados para personas con piel delicada, especialmente pacientes ancianos, que deberías considerar utilizar:

  • Spray para después del afeitado – Loción con alcohol
  • Loción para después del afeitado – Sin alcohol
  • Maquinillas de afeitar desechables Biogesan

Asegúrate de hacer esto justo antes de darles un baño de esponja para que el molesto vello cortado no permanezca allí demasiado tiempo. También deberías usar un delantal envuelto alrededor del cuello para mantener el cuerpo limpio.

Una de las cosas más importantes que hay que tener en cuenta al afeitar a un anciano encamado es el uso de loción para después del afeitado y cremas hidratantes para la piel. Este es un paso esencial para mantener la piel hidratada y evitar el “sarpullido del barbero”.

4: Lavado del cabello

La segunda parte fundamental de una buena rutina de higiene para las personas mayores es lavarse el pelo. Debe hacerse a diario o cada dos días para evitar que el pelo se apelmace y se engrase. Si su ser querido tiene problemas de movilidad, puede que tenga que lavarle el pelo en la cama o en la silla de ruedas.

He aquí algunos pasos y consejos para lavar el pelo en la cama a una persona discapacitada, anciana o encamada:

  • En primer lugar, ayuda al paciente a colocarse en una posición más elevada en la cama, hasta que la cabeza cuelgue ligeramente del borde.
  • En segundo lugar, coloca una bolsa de plástico grande o un paño impermeable bajo la cabeza, y una palangana para recoger el agua que caiga.
  • También puedes utilizar una palangana hinchable de plástico en la que la persona encamada pueda apoyar la cabeza.
  • Empieza enjuagando con agua tibia. Asegúrate de que no entre agua en los oídos.
  • Aplica el champú y masajea suavemente la cabeza durante un minuto. Asegúrate de utilizar un champú especializado y delicado. Asegúrate de no usar demasiado.
  • Aclara de nuevo el champú con agua y seca el pelo dando golpecitos.

Una técnica similar puede hacerse para lavar el pelo de una persona en silla de ruedas. Realmente útil podría ser el uso de un lavabo.

Copy of Consigli su come evitare problemi della pelle

Infografía 3: Cómo lavar el cabello de una persona mayor encamada

5: Limpieza de ojos

De vez en cuando pueden acumularse restos en los ojos de un paciente encamado. Debe limpiarlos con un bastoncillo de algodón húmedo o una toalla de baño húmeda (utilice sólo agua y no jabón, por supuesto). Limpie suavemente desde el ángulo interno al externo de cada ojo.

Si hay costra ocular pegajosa, empapa el párpado durante 2-3 minutos con una toalla húmeda antes de intentar retirarla con cuidado. Una vez hecho esto, seque los ojos con palmaditas.

También puede utilizar Bioderm Dermolatte sin aclarado. Aplique una pequeña cantidad de producto sobre un disco y proceda a la higiene, sin aclarar

.

6: Cuidado de las uñas

Unas uñas limpias y cortadas son señal de buena higiene. También evitan que los pacientes mayores se traumen excesivamente la piel si intentan rascarse un picor.

El cuidado regular de las uñas también puede eliminar las bacterias de debajo de las uñas para prevenir infecciones. Hay que limpiar debajo de las uñas a diario con un bastoncillo de algodón. Corte las uñas cuando sea necesario para mantenerlas cortas y ordenadas.

Si tu ser querido tiene diabetes, debes tener especial cuidado de no cortarle las uñas demasiado cortas y de no cortarle nada de piel. Esto puede causar infecciones en las heridas de los diabéticos. Sí, las personas diabéticas, ya sean de tipo 1 o 2, son más propensas a contraer una infección bacteriana en la herida.

Si nota hinchazón, uñas gruesas o quebradizas, cambios en la textura de las uñas, cambios en el color de las uñas, sensibilidad exquisita o úlceras en los pies, considere la posibilidad de consultar a un especialista médico.
Para mantener sana la piel de los dedos de pies y manos, considere la posibilidad de utilizar una crema hidratante con fórmula isodérmica, que contribuye a la reconstrucción del manto hidrolipídico agotado, mientras que el extracto de limón ayuda a aclarar las manchas de la piel.

7: Cambio de ropa y/o pañales

Dependiendo de su grado de independencia, es posible que tu ser querido anciano necesite ayuda para cambiarse de ropa, ropa interior y, a veces, pañales. Involucre al anciano en la elección de la ropa para mantener cierto grado de autonomía.

Para que se sientan cómodos, le aconsejamos que elija ropa holgada y elástica. Esto facilita el cambio en la cama o en la silla de ruedas. Evite las prendas que se cierran con botones o velcro, ya que pueden resultar molestas en la cama y dificultarían el cambio de ropa.

Intenta animar a la persona encamada a que se cambie de ropa ella misma y échale una mano sólo cuando parezca que necesita ayuda. Así se sentirá más capaz e independiente.

Si tu ser querido lleva pañales, debes cambiárselos cuando sea necesario, a veces varias veces al día, para mantener la zona limpia. Nunca debes retrasar el cambio de pañales. Puede ser degradante, muy molesto y provocará eventuales infecciones cutáneas. Puedes seguir estos pasos para cambiar los pañales a un paciente encamado:

  • Empieza por lavarte las manos y ponerte guantes protectores
  • Coloca una compresa impermeable a los lados de tu ser querido y métela lo más posible debajo del pañal
  • Desabrocha los lados del pañal sucio, mételos por debajo del paciente y tira del pañal hasta la altura de las caderas.
  • Gira a tu ser querido hacia el lado opuesto al que te encuentras tú
  • Quita el pañal sucio
  • Utiliza toallitas especiales para limpiar la zona. Asegúrese de no frotar demasiado fuerte para no lesionar la piel.
  • Aplica crema de barrera cutánea en la zona inguinal, genital y sacra para mantener la piel hidratada y evitar irritaciones y lesiones.
  • Una vez que la piel esté seca, abre el nuevo pañal e introdúcelo debajo de tu ser querido mientras aún está de lado
  • Gira al paciente recto sobre su espalda y luego hacia ti mientras reajustas el pañal limpio bajo él
  • Cierra el pañal nuevo y tira el viejo en una bolsa de plástico cerrada junto con los guantes.
  • Lávate bien las manos con agua y jabón
cómo cambiar el pañal de una persona mayor encamada

Infografía 4: Pasos para cambiar el pañal de una persona mayor encamada

A successful daily hygiene routine is critical when caring for an elderly, bedridden, or disabled loved one. Not only does a cleaning ritual keep diseases away, it also boosts your patient’s mood and keeps them in a great mental state.

Testimonianze

Dermodetergente per la perfetta e naturale igiene dello stoma